27 mar. 2014

Reseña: Ciudad de los ángeles caidos (Cazadores de sombras #4) - Cassandra Clare

Alguien está dando muerte a los Cazadores de Sombras del círculo de Valentine, y esas muertes enemistan de nuevo a los Cazadores de Sombras con los subterráneos. Sólo Simon, ahora convertido en vampiro, podrá evitar el enfrentamiento. Mientras, Clary y Jace descubrirán un misterio que les llevará a fortalecer su relación o... a destruirla para siempre. 



Después de haber leído Ciudad de Cristal, necesitaba saber cómo, después de un final tan cerrado, se las iba a apañar Cassandra Clare para crear no una, sino tres nuevas entregas y, en mi opinión, este primer libro de la nueva etapa, aunque me ha gustado menos que mi favorito, el tercero, ha estado a la altura de sus antecesores y, por ello, me ha sorprendido gratamente. 

Valentine ha muerto, el mundo está a salvo de la invasión de demonios, Jace y Clary no son hermanos. A pesar de este final feliz, cuando los cazadores de sombras vuelven a Nueva York, surgirán problemas que hará añicos esta felicidad. Aunque  ya nada impide que Jace y Clary estén juntos, por razones que esta desconoce, Jace comenzará a alejarse de ella. Además, parece ser que, aunque esté protegido por la marca de Caín, alguien está intentando dar caza a Simon. Y si esto fuera poco, se han encontrado varios cazadores de sombras, antiguos seguidores de Valentine, asesinados. ¿Quién está detrás de todo esto? 

En Ciudad de los ángeles caídos, la autora se ha encargado de construir nuevas intrigas a pesar de que todo había quedado resuelto en Ciudad de Cristal, y para ello se ha basado en el único cabo suelto que nos había quedado: Sebastian. Aunque sí es cierto que, como muchos piensan, la saga podría haber terminado en el tercer libro, pero a mi parecer, creo que es interesante continuar la historia de por ejemplo Simon, su evolución como vampiro, y conocer cómo se desarrolla la relación de la parejita Jace-Clary. El libro, como sus anteriores, es muy fluido y ligero, no se hace para nada pesado, ya que la escritura de Cassandra es muy fresca y va directa al grano. Como aspecto negativo, diría que no me termina de convencer el “malo” del libro ni la finalidad que llevaba, además que hay algunas cosas que creo que la autora se saca de la manga y que al final no quedan del todo claro. Por lo demás, me ha parecido que la autora ha sabido desarrollar una nueva historia de manera que no quedase muy forzada.

“— [...] Es sólo un conde. Y le gusta contar. La cosa es más o menos así: <<¿Qué ha comido hoy el conde, niños? Una galleta de chocolate, dos galletas de chocolate, tres galletas de chocolate…>>.
[...]
—No me parece muy realista que digamos.
—Y qué preferirías, algo como <<¿Qué ha comido hoy el conde, niños? Un pobre aldeano, dos pobres aldeanos, tres pobres aldeanos…>>.” Simon e Isabelle.

El personaje principal en esta entrega es Simon, alrededor del cual gira casi toda la historia. A mi parecer, vemos en él una gran evolución, ahora está más cambiado, más seguro de sí mismo y más metido en su papel de vampiro. Es sin duda mi personaje favorito desde el primer libro, ya que me resulta el personaje más cercano y más real de todos, pero lo que más me gusta de él son algunos de sus comentarios, que me hicieron reír a carcajadas en más de una ocasión. Aparecen también nuevos personajes que van a darle mucha vidilla a la historia, como Camille, una antiquísima vampira ex novia de Magnus, o Jordan, un hombre lobo y ex novio de Maia cuya misión es proteger a Simon. La relación entre Jordan y Maia me parece muy particular, recordad que fue Jordan quien transformó a Maia en lobo, por lo que esta lo odia a muerte, pero me ha caído tan bien Jordan que tengo grandes esperanzas de que vuelvan a estar juntos. Pero sin duda la MEJOR pareja de todo el libro son Magnus y Alec los adoro, que van  a tener algunos roces en esta entrega. Por último, la relación Jace-Clary me ha parecido bastante pastelosa, Clary sigue igual de sosita que siempre y me daba la impresión de que estaba obsesionada con Jace. Tengo que decir que este último no me ha enamorado tanto como en los anteriores libros, me ha faltado esa seguridad que siempre desprende, y más de su sarcasmo, ya que en esta entrega lo veremos bastante vulnerable. 

-Me gustaría poder hablar como tú-dijo-. Todo lo que dices, las palabras que eliges... son perfectas. Siempre encuentras la cita adecuada, o la frase correcta para que yo pueda creer que me quieres. Si no puedo convencerte de que nunca te abandonaré...
-Repítelo, simplemente.
-Nunca te abandonaré -dijo Clary.

En conclusión, un libro que está a la altura de los anteriores, que nos acercará un poco más a todos sus personajes y que establece las bases para sus posteriores continuaciones. El final es como todos a los que Cassandra Clare nos tiene acostumbrados: simplemente increíble e impredecible, que te hará necesitar leer su continuación, Ciudad de las almas perdidas de inmediato, libro que leeré en muy poco, ya que dentro de nada sale el último libro de la saga, Ciudad del fuego celestial.  


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mí este libro fue el que menos me gusto de la saga, y a pesar de ello se llevo cuatro estrellitas, opino como tu pero me pareció un poco más flojo ya que era como transitorio.

    Besiitooos <4

    ResponderEliminar
  3. Yo llegué hasta el tercero y aún no me animado a seguir la saga... pero con eso de que en este el principal es Simón creo que no le dejaré esperando por mucho, pues a mi me encanta ese personaje... creo que es de mis favoritos, de hecho.

    Y también coincido contigo, hasta ahora el 3er libro es mi favorito!! :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar